Posts Tagged ‘investigadores’

Consecuencias del cambio climático en el crecimiento de los árboles.

anillos

Según ha revelado un estudio de la Universidad de Barcelona publicado en la revista Climatic Change, los árboles se adaptan al cambio climático. El trabajo, elaborado por Octavi Planells y Emilia Gutiérrez, directora del Grupo de Dendroecología del Departamento de Ecología de la Universidad de Barcelona (UB), junto con investigadores del Deutsches GeoForschungszentrum, en Potsdam (Alemania), pone de manifiesto que las condiciones ambientales provocadas por el cambio climático pueden pueden provocar la sincronización del crecimiento de los árboles con el clima.

Las conclusiones de esta investigación no sólo tienen implicaciones ecológicas, “sino que también tienen repercusiones de cara a la dendroclimatología, al demostrar que las condiciones ambientales que favorecen el crecimiento de los árboles no son siempre las mismas, no son constantes”. El estudio revela una posible fuente de errores que se deberían tener en cuenta para reconstruir climas pasados, “ya que es posible que los anillos de aquellas épocas no reflejen las mismas condiciones ambientales favorables para el crecimiento de los árboles en la actualidad”, afirma Planelles, investigador del departamento de Ecología de la UB.

Los factores que han limitado el crecimiento de los árboles en las últimas décadas están directamente relacionados con el cambio climático. El aumento de temperatura y las disminución de las lluvias durante los meses en los que más crecen los árboles ha provocado que éstos sincronicen sus patrones de crecimiento, tanto respecto a la anchura de los anillos como a la composición química.

¿Significa esto que son falsas las reconstrucciones climáticas realizadas hasta ahora a partir de los anillos de madera? “No. Sencillamente, significa que en la estimación hay una cierta fuente de error que se debe tener en cuenta, incluso cuando se utilizan isótopos estables para reconstruir el clima. Algunas reconstrucciones pueden estar desviadas, pero no todas, ni mucho menos”, aclara Planells.

Los anillos de crecimiento registran cada año todo tipo de acontecimientos ambientales, desde incendios a tempestades o plagas. La ciencia que se encarga de su estudio es la dendroclimatología que, además, estudia la evolución del clima. Esda desconocida ciencia no sólo se aplica en reconstrucciones climáticas, sino también en multitud de otros campos: desde la datación de maderas antiguas de edificios, barcos y obras de arte a estudios geomorfológicos de aludes, desprendimientos o terremotos,  estudios de las perturbaciones ambientales sobre los árboles (incendios, plagas, erupciones volcánicas),  retroceso de los glaciares,etc.

Mengua la Gran Barrera de Coral

Así lo afirma el estudio científico del Instituto de Ciencia Marina de Australia publicado en ‘Science’. Para los investigadores, este hecho podría suponer un gran problema para los numerosos ecosistemas marinos que dependen de los corales.

El equipo de Glenn Death estudió 328 colonias de corales masivos porites (massive Porites) de 69 arrecifes diferentes. Según la investigación, la combinación del calentamiento global, el descenso del pH —causado por el aumento de CO2— y la disminución del contenido de carbonato en el agua marina es la causa de esta situación.

Los registros esqueléticos coralinos analizados indican que la cantidad de carbonato de calcio ha disminuido en el 13,3% en todo el arrecife desde 1990, y que tal disminución no tiene precedentes en los últimos 400 años.

1230553942_509122_fotonoticia_normal_0

Debido a que los corales necesitan una alta tasa de calcificación para poder construir una estructura que sirva de hogar y alimento para otras muchas especies, los científicos advierten que los cambios en la diversidad biológica de los océanos mundiales parecen inminentes.

La Gran Barrera de Coral australiana es el mayor arrecife de coral del mundo. Situado en el Mar del Coral, frente a la costa de Queensland, al noreste de Australia, este arrecife se extiende sobre unos 2.600 kilómetros de longitud.

Un enorme avance en la lucha contra la contaminación

En una ciudad holandesa el avance contra la contaminación es gracias a un grupo de investigadores de la Universidad de Twente que han desarrollado un nuevo tipo de asfaltado que permite purificar parte del aire. Según han asegurado, las pruebas en laboratorio han demostrado que los adoquines así fabricados transforman el NOX (óxido de nitrógeno) que emiten los automóviles en nitratos inofensivos gracias a la acción de la luz del sol.

Esas partículas son uno de los principales contaminantes y responsables, junto a los óxidos de azufre, de la lluvia ácida y de las nieblas que se perciben en las zonas con gran concentración de tráfico. En este nuevo tipo de hormigón se utiliza un aditivo de dióxido de titanio que hace que los adoquines repelan la suciedad y se mantengan más limpios.

El Ayuntamiento de Hengelo va a pavimentar con el invento la mitad de una vía que está siendo reconstruida, mientras que en la otra mitad se utilizarán materiales convencionales. Las obras previstas se terminarán a finales de este año y a principios de 2009 se llevarán a cabo los primeros análisis con lo que durante el próximo verano esperan ofrecer los resultados.