Posts Tagged ‘emisiones’

Camino de piedras hacia Copenhague

A pocos días de la cumbre sobre el cambio climático en Copenhague, el panorama se presenta aún confuso y sin muchas esperanzas de que al término del mismo la situación sea diferente. Los intereses propios de las grandes potencias, siempre reticentes a hacer compromisos firmes, y los países en plena expansión industrial, que ven cómo justo ahora se les pide esfuerzos para reducir la contaminación que produce su crecimiento, se interponen en los propósitos que prentenden desde la organización de la conferencia.

Por un lado, EE UU se mantiene en su línea y sólo ofrece reducir las emisiones de su país (responsable del 40% de las emisiones de CO2 del planeta) en un 17% para 2020 frente a los niveles del 2005. Según la Unión Europa y los científicos, esta cifra tendría que ser del 30%, y frente a los niveles de 1990, por lo que la cantidad propuesta es ampliamente insufieciente para cumplir con los objetivos mínimos fijados por los expertos.

Además, Obama aún no ha podido conseguir la aprobación de su plan contra el cambio climático por parte del senado estadounidense, que desde su negativa a Kioto dejó claro sus intereses en la industria de los combustibles fósiles, así que no tendrá vía libre para hacer negociaciones. De hecho, el anuncio de su asistencia a la capital danesa se ha hecho esperar, y muchos le acusan de acudir a la cumbre sólo porque le viene de paso en la recogida de su polémico (ahora más aún) premio Nobel de la Paz el próximo 10 de diciembre en Oslo.

La posición de China y la India también sigue preocupando a los altos cargos europeos, ya que rechazan toda imposición de reducir la emisión de gases mientras los países ricos no asuman la responsabiliad del nivel de deterioro actual del medio ambiente. Aún así, estos dos países producen el 25% de las emisiones de CO2, pero también alojan las baratas fábricas de muchas empresas internacionales.

El ministro indio de Medio Ambiente, Jairam Ramesh, aseguró que el cambio climático “se está convirtiendo en un pretexto para la aplicación de políticas proteccionistas con una etiqueta verde”,  lo que sería rechazado por la India y otros países en desarrollo, como China, Brasil, Sudáfrica o Rusia.

Por otra parte, España, que ha aumentado sus emisiones entre 1990 y 2006 en más de un 50%, sigue cumpliendo el protocolo de Kioto a base de comprar derechos de emisión a países del este de Europa, por lo que esta vez tendrá que asegurarse de llegar a acuerdos que puedan ser una realidad.

Tendremos que esperar para ver qué es lo que cada cual decide, y también lo que conllevará para sus ciudadanos, que ni mucho menos estamos en igualdad de condiciones ni en niveles de contaminación (o industrialización) ni en vulnerabilidad frente a los efectos del cambio climático. Lo que ya se puede sospechar, y la mayoría asegura, es que toda medida es necesaria, pero tardía e insuficiente, y que hemos desencadenado un proceso que a estas alturas es ya irreversible.

Una bomba de metano bajo el mar.

ozonoSegún el investigador Luis Seguessa, especialista en cambio climático , el peligro que representa el deshielo en el Ártico para el planeta no sólo se limita a un probable aumento del nivel del mar y a la variación de la inclinación del eje de la Tierra, sino también al escape de importantes cantidades de metano en forma de hidrato que se encuentra debajo de la capa permafrost. Estas emisiones aumentarán el recalentamietno global, ya que el metano es un gas 25 veces más potente que el dióxido de carbono. El investigador asegura que estos escapes de metano en gran escala provocarían inmensas explosiones incontrolables para el hombre.

Muchos ven la oportunidad comercal en esto y afirman que favorecerá a las rutas marítimas y a la explotación de gas y petróleo.  Esta es la razón por la que cinco grandes potencias como son Rusia, Canadá, EE.UU. (Alaska), Dinamarca y Noruega se están disputando este territorio que emerge gracias al calentamiento global. Sin embargo no están teniendo en cuenta dos cosas de vital importancia: por un lado, esa explotación provocará más calentamiento global, por otro, están jugando con una bomba de de tiempo de trillones de toneladas de hidrato de metano que se encuentra debajo del hielo, un gas explosivo y venenoso, que explotará si las aguas aumentan unos grados más su temperatura.

Luis Seguessa hace hincapié en la necesidad de lograr un consenso mundial para reducir la quema de oxígeno por parte de los motores de combustión interna, pues es la principal causa del calentamiento global y está provocando el debilitamiento de la capa de ozono.

El especialista explicó que la velocidad de pérdida de ozono se está dando con progresión geométrica y no aritmética como se creee y una pueba de ello es que el deshielo de los polos es mucho mayor de lo que se había previsto.

La capa de ozono además de ser una reservar de oxígeno y un filtro solar, es también una manta natural que nos protegía del inmenso frío del espacio exterior y de la potente fuerza calórica del sol. Al desaparecer esta capa, estamos experimentando cambios bruscos de temperatura en un mismo día, y esto irá en aumento, al igual que los cataclismos.

INVESTIGADORES ESTADOUNIDENSES DESCUBREN “ALMACENES NATURALES” DE CO2.

co2Uno de los descubrimientos más perseguidos actualmente es aquel que permita almacenar el exceso de CO2 que emitimos cada día a la atmósfera. Este invento permitiría acabar con los graves problemas derivados del calentamiento global.

Son numerosos e influyentes los científicos de todo el mundo que han buscado soluciones para frenar el cambio climático, sin embargo, ninguna de ellas ha contado hasta ahora con el apoyo de la comunidad científica internacional.

Una reciente investigación ha puesto de manifiesto que es posible almacenar el exceso de CO2 de manera natural. Los científicos Peter B. Kelemen y Jürg Matter, de la Universidad de Columbia (Nueva York, EE.UU.), han estudiado los procesos de carbonatación de una parte del manto interno de la Tierra que sale al exterior en una zona del Sultanato de Omán llamada Samail. Esta roca llamada periodita se forma en esta zona de manera natural y absorbe varias toneladadas de CO2. El problema que surge ahora son los miles de años que estas rocas tardan en formarse. A pesar del grave problema, Kelemen y Matter ya están investigando los mecanismos que podrían acelerar los procesos de formación de este mineral rico en carbono.

Según afirman ambos investigadores, este decubrimiento podría eliminar más del doble de las emisiones de C02 que produce un país como España cada año. Matter y Kelemen aseguran que el método el seguro, barato y permanente.