Posts Tagged ‘EE.UU.’

Camino de piedras hacia Copenhague

A pocos días de la cumbre sobre el cambio climático en Copenhague, el panorama se presenta aún confuso y sin muchas esperanzas de que al término del mismo la situación sea diferente. Los intereses propios de las grandes potencias, siempre reticentes a hacer compromisos firmes, y los países en plena expansión industrial, que ven cómo justo ahora se les pide esfuerzos para reducir la contaminación que produce su crecimiento, se interponen en los propósitos que prentenden desde la organización de la conferencia.

Por un lado, EE UU se mantiene en su línea y sólo ofrece reducir las emisiones de su país (responsable del 40% de las emisiones de CO2 del planeta) en un 17% para 2020 frente a los niveles del 2005. Según la Unión Europa y los científicos, esta cifra tendría que ser del 30%, y frente a los niveles de 1990, por lo que la cantidad propuesta es ampliamente insufieciente para cumplir con los objetivos mínimos fijados por los expertos.

Además, Obama aún no ha podido conseguir la aprobación de su plan contra el cambio climático por parte del senado estadounidense, que desde su negativa a Kioto dejó claro sus intereses en la industria de los combustibles fósiles, así que no tendrá vía libre para hacer negociaciones. De hecho, el anuncio de su asistencia a la capital danesa se ha hecho esperar, y muchos le acusan de acudir a la cumbre sólo porque le viene de paso en la recogida de su polémico (ahora más aún) premio Nobel de la Paz el próximo 10 de diciembre en Oslo.

La posición de China y la India también sigue preocupando a los altos cargos europeos, ya que rechazan toda imposición de reducir la emisión de gases mientras los países ricos no asuman la responsabiliad del nivel de deterioro actual del medio ambiente. Aún así, estos dos países producen el 25% de las emisiones de CO2, pero también alojan las baratas fábricas de muchas empresas internacionales.

El ministro indio de Medio Ambiente, Jairam Ramesh, aseguró que el cambio climático “se está convirtiendo en un pretexto para la aplicación de políticas proteccionistas con una etiqueta verde”,  lo que sería rechazado por la India y otros países en desarrollo, como China, Brasil, Sudáfrica o Rusia.

Por otra parte, España, que ha aumentado sus emisiones entre 1990 y 2006 en más de un 50%, sigue cumpliendo el protocolo de Kioto a base de comprar derechos de emisión a países del este de Europa, por lo que esta vez tendrá que asegurarse de llegar a acuerdos que puedan ser una realidad.

Tendremos que esperar para ver qué es lo que cada cual decide, y también lo que conllevará para sus ciudadanos, que ni mucho menos estamos en igualdad de condiciones ni en niveles de contaminación (o industrialización) ni en vulnerabilidad frente a los efectos del cambio climático. Lo que ya se puede sospechar, y la mayoría asegura, es que toda medida es necesaria, pero tardía e insuficiente, y que hemos desencadenado un proceso que a estas alturas es ya irreversible.

Anuncios

Una bomba de metano bajo el mar.

ozonoSegún el investigador Luis Seguessa, especialista en cambio climático , el peligro que representa el deshielo en el Ártico para el planeta no sólo se limita a un probable aumento del nivel del mar y a la variación de la inclinación del eje de la Tierra, sino también al escape de importantes cantidades de metano en forma de hidrato que se encuentra debajo de la capa permafrost. Estas emisiones aumentarán el recalentamietno global, ya que el metano es un gas 25 veces más potente que el dióxido de carbono. El investigador asegura que estos escapes de metano en gran escala provocarían inmensas explosiones incontrolables para el hombre.

Muchos ven la oportunidad comercal en esto y afirman que favorecerá a las rutas marítimas y a la explotación de gas y petróleo.  Esta es la razón por la que cinco grandes potencias como son Rusia, Canadá, EE.UU. (Alaska), Dinamarca y Noruega se están disputando este territorio que emerge gracias al calentamiento global. Sin embargo no están teniendo en cuenta dos cosas de vital importancia: por un lado, esa explotación provocará más calentamiento global, por otro, están jugando con una bomba de de tiempo de trillones de toneladas de hidrato de metano que se encuentra debajo del hielo, un gas explosivo y venenoso, que explotará si las aguas aumentan unos grados más su temperatura.

Luis Seguessa hace hincapié en la necesidad de lograr un consenso mundial para reducir la quema de oxígeno por parte de los motores de combustión interna, pues es la principal causa del calentamiento global y está provocando el debilitamiento de la capa de ozono.

El especialista explicó que la velocidad de pérdida de ozono se está dando con progresión geométrica y no aritmética como se creee y una pueba de ello es que el deshielo de los polos es mucho mayor de lo que se había previsto.

La capa de ozono además de ser una reservar de oxígeno y un filtro solar, es también una manta natural que nos protegía del inmenso frío del espacio exterior y de la potente fuerza calórica del sol. Al desaparecer esta capa, estamos experimentando cambios bruscos de temperatura en un mismo día, y esto irá en aumento, al igual que los cataclismos.

Obama presenta su equipo para luchar contra el cambio climático.

obama_sc_04_01_2007-731285

Barack Obama reveló este sábado los nombres de su equipo de consejeros para ciencia y tecnología, una elección que confirma su voluntad de convertir la lucha contra el cambio climático en una de las prioridades de su futura presidencia.

El futuro presidente pretende situar en un lugar destacado a la ciencia y la investigación, ambas maltratadas durante los ocho años de presidencia de George W. Bush, bajo la influencia de la derecha religiosa.

A la cabeza de este equipo se encuentra John Holdren, de 64 años, profesor de ciencias y medioambiente de la Universidad de Harvard, nombrado director de la oficina de la Casa Blanca encargada de la ciencia y tecnología. Holdren es también copresidente del comité de consejeros científicos de Obama. Holdren es “una de las voces más apasionadas de nuestro tiempo sobre la amenaza creciente de cambio climático”, dijo Obama este sábado.

John Holdren y Jane Lubchencho, al igual que Steven Chu, premio Nobel de física nombrado ministro de Energía, son fervientes defensores de la creación de un sistema de limitación obligatorio de emisiones de gases que causan el efecto invernadero. Estados Unidos es responsable de un cuarto de las emisiones del planeta.

Resultados poco esperanzadores en la Cumbre del Clima en Poznan.

poznan-polonia-12-de-diciemb-3Comienza en la ciudad polaca de Poznan una nueva cumbre del clima en la que todo el mundo estará más pendiente de Washington, Bruselas y Copenhague.  Esta es la 14º sesión de la conferencia de las Partes de la  Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y la 4º de la Conferencia de la Partes del Protocolo de Kioto. Se trata de un nuevo intento de conseguir una respuesta conjunta de todo el planeta frente al calentamiento global a partir de 2012, de forma que la temperatura media del planeta no suba por encima de los 2º centígrados a lo largo del siglo.

Hasta ahora, con el Protocolo de Kioto han sido sólo las naciones industrializadas las que se han comprometido a cumplir reducciones de los gases causantes del cambio climático en el periodo 2008-2012, y entre ellas no se encuentra EE.UU., que se salió del tratado de forma unilateral. También quedaron fuera otras potencia emergentes como China, India o Brasil.

El acuerdo de Bali fue considerado un hito por conseguir que todos los países aceptasen, sin excepción, un plazo máximo de dos años para aprobar un nuevo plan global con el que recortar esos gases de forma conjunta una vez termine el primer periodo de Kioto.

En esta 14º conferencia de Poznan llegan dos procesos paralelos. Por un lado, el de los países industrializados (sin EE.UU.) que negocian los nuevos compromisos dentro del Protocolo de Kioto para después de 2012. Y, por otro, el de la negociación abierta con el Plan de Acción de Bali para poner en marcha en Copenhague una respuesta multilaterial al cambio climático para el periodo posterior a 2012.

En un momento de las negociaciones que culminen en Copenhague, se debería afrontar también el punto más delicado: cómo repartir entre los países los nuevos compromisos de reducción de emisiones para evitar que la temperatura media del planeta suba por encima de los 2º C a lo largo del siglo. Qué volumen de emisiones se recortará, qué países deberán asumir reducciones y cómo se repartirá de forma concreta este esfuerzo. De primeras, todo esto parece demasiado para Poznan.

Se prevé que los diferentes bloques negociadores (la UE, EE.UU., el G77 de los países en desarrollo,…) apuren lo máximo hasta la cumbre de Copenhague para mostrar todas sus cartas y que no se arriesguen en ninguna jugada.

Tras la victoria de Barack Obama en las elecciones presidenciales de EE.UU. se espera un cambio en la política climática de este país.

Otra de las cuestiones más decisivas es la grave crisis económica asentada en buena parte del planeta desde hace meses. El aumento del paro y la paralización de las ventas en muchas industrias basadas en esas emisiones que se quieren recortar no ayudan en nada a las negociaciones de esta nueva cumbre. Por ahora, las dificultades económicas sí que han empezado a hacer mella en el que suele ser el actor principal en etas cumbres climáticas: la UE.

El juez Garzón no es sólo noticia por la memoria histórica

Porque se ha unido al ‘ejército verde’ de Al Gore junto a la modelo Almudena Fernández y la bicampeona olímpica Theresa Zabell, quienes estuvieron el sábado pasado en Sevilla. Estos fichajes del ex vicepresidente de EEUU como Baltasar Garzón, formaron parte del 2º “ejército verde” que Al Gore formó el 18 de este mes en la capital hispalense para que contribuyan a concienciar contra el cambio climático. La rama española del proyecto The Climate Project, el movimiento ciudadano creado y liderado por Gore para concienciar a ciudadanos y gobiernos sobre esta amenaza ambiental, se concentró en el marco del encuentro Cambio climático, conciencia y acción.

Según informaron fuentes del proyecto, el proceso de selección de los nuevos colaboradores ha finalizado. Al igual que en la 1ª edición, serán numerosas las caras conocidas que asistirán a las conferencias de los premios Nobel Al Gore y R.K. Pachauri, presidente del Panel Intergubernamental de la ONU contra el cambio climático.

La 1ª edición de la campaña en España, celebrada el año pasado, contó con personas como:

que entraron a formar parte del ejército verde de Al Gore.

Las energías renovables son promovidas por Google y General Electric

Ambas compañías firman un acuerdo para promover esas energías y buscan incentivar políticas medio ambientales en el Gobierno de EE UU. El buscador de Internet Google y el consorcio estadounidense General Electric han anunciado que fomentarán esa producción.

General Electric y Google trabajarán por lograr políticas federales críticas para la construcción de un sistema eléctrico del siglo XXI“, anunciaron ambas firmas en un comunicado. Esta labor incluirá:

  • “la realización de propuestas concretas”
  • “creación de alianzas” 
  • “apoyo”
  • “programas de información” 
  • “relaciones públicas”.

Entre las políticas que consideran prioritarias están:

  1. la planificación de costes
  2. localización “para la transmisión de capacidad necesaria con el fin de permitir la generación de electricidad renovable a gran escala en el país“. 

Además, el comunicado cita “el desarrollo de una red eléctrica inteligente”, que permita gestionar la energía con:

  • más eficiencia
  • menores emisiones

Quieren además colaborar “en el desarrollo de energías renovables” con especial énfasis en:

  • la energía geotermal
  • tecnologías “relacionadas con los automóviles eléctricos“.

Eric Schmidt, consejero delegado de Google, cree que en la situación económica actual el Gobierno se ha visto obligado a tomar un rol activo para controlar la crisis y que “igualmente podría invertir esos fondos” en dar un empuje a las energías alternativas. Esta compañía tiene un papel activo en la lucha contra el cambio climático a través de su división filantrópica Google.org, que:

  • concede becas a proyectos e investigadores punteros
  • invierte en compañías del sector.