Posts Tagged ‘ahorro’

“LA ENERGÍA”, MUESTRA QUE SE DESPIDE EL 7 DE DICIEMBRE

De cara al fin de semana y para hacer parecer que es puente (aunque este año nos juegue una mala pasada el calendario), os proponemos una actividad para que tanto grandes como pequeños aprendan ¡y gratis!

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, la teniente de alcalde de Sostenibilidad y Servicios, Teresa Porras, el director de Relaciones Institucionales de Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Carlos Moyano, y el director regional de la misma, Ricardo Camilleri inauguraron la exposición itinerante “La energía”.

_dsc1887

Puede contemplarse en la plaza San Juan de la Cruz hasta el Domingo y se trata de una propuesta del Ayuntamiento y de Obras Sociales CAM con la que pretenden concienciar a la población en el uso responsable de la energía, así como reafirmar su compromiso con el desarrollo de energías renovables. Esta novedosa iniciativa permanecerá abierta al público en horario de 9:30 a 13:30 horas durante la mañana, y de 17 a 21 horas por la tarde de lunes a domingo. Ayuda a comprender la importancia de este recurso en nuestro modo de vida y lo importante que resulta tanto su ahorro como el aprovechamiento de nuevas fuentes energéticas respetuosas con el medio ambiente.

El Protocolo de Kyoto y desarrollo sostenible.
Por una parte, muestra el Protocolo de Kyoto como un compromiso inexcusable y el motor del necesario cambio hacia soluciones energéticas limpias y eficaces. Por otro, un microespacio documental aborda la sostenibilidad y la importancia de las mismas.

Historia de la energía.
Compuesta por 5 columnas de luz, a través de las cuales el visitante se adentra en los momentos clave de esta historia. Cada una de ellas se complementa con un audiovisual con un original sistema de proyección, que otorga a la experiencia una dimensión casi mágica.

La energía.
Zona diseñada para lograr que asimilemos el verdadero concepto a través del juego y la experimentación con atracciones interactivas como , “La Batería Humana”, “Los combustibles fósiles”, “El consumo energético mundial”, “La transformación de la energía” o “La bicicleta energética”.

Las energías renovables.

  1. Los aerogeneradores y una presa de una central hidroeléctrica se muestran en maquetas interactivas de gran tamaño. 
  2. La energía solar fotovoltaica queda representada a través de un panel solar que alimenta a una fuente.
  3. En la térmica podremos interactuar para hacer que los haces de luz reflejados por un helióstato incidan sobre un panel mural.
  4. La fuerza de las mareas, se muestra el proceso de una central mareomotriz en cabinas de visualización 3D. 
  5. La energía de la biomasa a través de una aplicación interactiva nos muestra la importancia de la biomasa en los procesos de climatización del hogar
  6. La espectacular maqueta de la tierra y otra de un volcán nos introduce en la geotérmica. En una pantalla anexa se reproduce una recreación virtual del proceso de generación energética de una central.

 

La energía en la vivienda.
La zona central de la exposición está dedicada a un espectacular recorrido interactivo por las principales zonas de una vivienda: salón, cocina y cuarto de baño además de una zona de entrada o acceso a la recreación que nos muestra datos generales relativos al consumo energético.

Invitación a los colegios: 

Los organizadores quieren invitar muy especialmente a todos los Centros de Enseñanza de Málaga a que realicen una visita guiada ya que son totalmente gratuitas y se realizarán en horario escolar hasta el mismo día de descanso dominical. Habrá a disposición de los centros 2 guías especializados en la materia, que impartirán contenidos adecuados al nivel de cada curso escolar. 

Anuncios

Año bisiesto de compromiso medioambiental

Está claro que 2008 –al menos como parte de la agenda de buenas intenciones– se está convirtiendo en el año del compromiso con el medio ambiente. Empresas de todos los sectores se preguntan qué medidas podrían adoptar para hacer que sus procesos de negocio sean más respetuosos. La opinión pública está concienciada al respecto y existe una demanda social hacia lo verde.

Las compañías del sector de telecomunicaciones se preguntan también cual puede ser su cometido en esa agenda. Es cierto que los avances en este sector llevan ya años aportando su granito de arena contra el cambio climático:

  1. la banda ancha y la videoconferencia ahorran viajes de avión a directivos empresariales de todo el mundo. El rol que han jugado en la globalización ha sido fundamental, como también en la creación de una conciencia medioambiental global.
  2. Internet continúa siendo el canal de comunicaciones a través del cual se difunden iniciativas de carácter verde, que, en muchas ocasiones, no pueden acceder a los habituales de información. Por ejemplo, la actual preocupación mundial por el cambio climático ha encontrado en el ciberespacio un altavoz sin parangón para difundir su tesis, hasta que políticos relevantes de todo el mundo han enganchado esa bandera.
  3. El teletrabajo. Internet y el correo electrónico han hecho posible que determinados empleos puedan ser realizados desde el propio domicilio, en las mismas condiciones que si se estuviera en un puesto de oficina.  Al tratarse de una modalidad incipiente, son aún escasos los estudios que determinan sus efectos concretos, pero es evidente que los ahorros que aporta son múltiples: en desplazamientos y en consumo de combustible, y, para la empresa, en el recibo eléctrico y calefacción, al poder disponer de instalaciones más reducidas.
  4. la oficina sin papel es otro de los logros medioambientales que el sector de las telecomunicaciones comparte con el de Tecnologías de la Información, a partes iguales. Hoy día, el correo electrónico ha sustituido en muchos sectores al ordinario y al fax, con el correspondiente ahorro de toneladas de papel. Ahora, todo tipo de documentos digitalizados transitan por la red sin llegar nunca a tener una versión impresa. Son muchas las compañías que añaden a sus mails como posdata el mensaje de No imprimir salvo que sea absolutamente necesario. 

El fomento de la facturación electrónica, las pioneras han sido las empresas de telecomunicaciones. Las operadoras llevan años tratando de que sus abonados se pasen a la e-factura. Con un mensaje fundamentalmente verde –y también con incentivos más tangibles–, tratan de convencerles a recibir mensual o bimensualmente sus facturas por correo electrónico. Avanzar en esto es claramente conservacionista, aparte del ahorro en papel y costes de impresión considerable para el operador. Éste es el mejor momento para aquellos que aún no han desplegado servicios como éste lo hagan, y para que los que sí, den pasos adelante en su estrategia verde e involucrar a sus abonados. 

Lo que subyace en iniciativas tales como la e-factura es una estrategia que persigue involucrar al usuario en la realización de una serie de tareas administrativas, hasta ahora llevadas a cabo por la empresa de telecomunicaciones, que pueden a medio plazo suponer un ahorro sustancial de recursos:reducción de la dependencia del call center, con disminución del equipamiento, y del consumo de energía. El mensaje medioambiental puede convertirse en el elemento que finalmente impulse al consumidor a autogestionarse mediante Internet (a través de la actualización de datos personales, los cambios en domiciliaciones o de domicilio, y la ampliación o reducción de servicios).

Desde el punto de vista de la gestión interna del operador, toda medida que contribuya a hacer más eficientes los procesos de producción puede ser bienvenida como amigable para el medio ambiente. Aquí destacan esfuerzos como:

Hay una opinión pública favorable a las iniciativas medioambientales, lo que está siendo aprovechado por las empresas energéticas para convertirlo en un mensaje de márketing para captar o retener clientes. Consumidores concienciados están abiertos a las energías renovables, y pueden estar dispuestos a pagar un plus por ello. En un momento en que parte de la oferta de telecomunicaciones se está convirtiendo en una commodity, las empresas del sector pueden encontrar en el mensaje medioambiental un elemento diferenciador.