Archive for the ‘Salud’ Category

El reloj biológico de las plantas y el cambio climático.

yunque2El reloj interno de las plantas o reloj circadiano es un mecanismo genético que actúa como coordinador central del metabolismo de la planta y, según una investigación reciente, puede mejorar las predicciones sobre el cambio climático. La investigación que avala este descubrimiento está liderada por la Facultad de Ciencias del Medio Ambiente de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y continúa desarrollándose en una finca de Toledo, donde se han instalado varias torres de flujos e dióxido de carbono para estudiar este mecanismo.

Según Víctor Resco, profesor de la facultad castellana y coautor de este estudio junto a James Hartwell y Anthony Hall, investigadores de la Universidad de Liverpool (Reino Unido), se trata de un mecanismo genético presente en la mayoría de los organismos que permite anticipar el paso de las horas y actúa como coordinador central del mecanismo de la planta.

“Hasta el 90% de los genes de una planta se activan o se apagan a lo largo del día en función de la hora que sea a causa de esta regulación circadiana”, explicaba el profesor. “La regulación circadiana está detrás de los ritmos diarios observados en la absorción de dióxido de carbono a través de la fotosíntesis, lo cual repercute sobre los modelos climáticos actuales donde la regulación circadiana no ha sido incorporada”, siguió explicando el profesor.

“El reloj también puede ser relevante para predecir la supervivencia, crecimiento, floración y distribución de las plantas en el clima cambiante, así como para desarrollar variedades agrícolas resistentes a los aumentos de temperaturas que tendrán lugar durante este siglo”, añadió este profesor del Departamento de Ecología de la UCLM. De acuerdo con esto y según el profesor  Resco, “la alta plasticidad y capacidad de adaptación del reloj interno de las plantas pueden ser importantes para que algunas plantas sobrevivan y crezcan bajo un clima cambiante”.

Anuncios

La central nuclear de Garoña seguira en activo hasta 2013.

garonagreenpeace

La central de Santa maría de Garoña (Burgos) va a ser la primera nuclear española que superará los 40 años de vida para los que fue diseñada. El Gobierno decidió ayer concederle una prórroga de cuatro años, lejos de los 10 solicitados por la empresa propietaria de la planta, Nuclenor (Endesa e Iberdrola al 50%).

Según esta prórroga, Garoña echará el cierre definitivo el 5 de julio de 2013. La orden que prepara el Ministro de Industria especificará los pasos técnicos y también “las inversiones que aún son necesarias” para garantizar la seguridad en la central más vieja de España, dijo el Ministro Miguel Sebastián en la rueda de prensa.

El ministro de Industria explicó que la prórroga de dos años y clausura en 2011, defendidas por el presidente del Gobierno,  no ofrecían margen para activar un plan industrial capaz de dar trabajo a “todos y cada uno de los trabajadores de la central, directos e indirectos”.

Esta zona del norte de Burgos está entre las autorizadas por la Unión Europea para recibir subvenciones directas a fondo perdido y el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, dejó caer la cifra de unos 100 millones de euros por este concepto.

Para los ecologistas esta decisión ha sido decepcionante y consideran que el “lobby nuclear” ha ganado la partida. Para Greenpeace, desde ahora “se abre el melón del alargamiento indiscriminado de la vida de las centrales nucleares”.

Tanto Greenpeace como Ecologistas en Acción han anunciado que recurrirán ante los tribunales la decisión sobre Garoña y que llevarán a cabo una serie de movilizaciones en protesta. Por otro lado, también acudirá a la justicia Nuclenor para defender sus derechos y exigir indemnizaciones por daños y perjuicios.

La contaminación del aire puede dañar el ADN en pocos días.

contaminacion

Investigadores italianos han asegurado que respirar aire contaminado durante un corto periodo de tiempo puede hacer que algunos genes inicien una reprogramación. Estos cambios en los genes pueden suceder en tan sólo tres días y podrían aumentar las probabilidades que una persona tiene de desarrollar enfermedades como el cáncer.

Según datos de la investigación presentada en la Conferencia Internacional de la American Thoracic Society en San Diego, las comparaciones de muestras de ADN de la sangre de trabajadores sanos que fueron expuestos a altos niveles de partículas aéreas en un taller de fundición cerca de Milán reflejaron que después de tres días de exposición ocurrieron cambios en cuatro genes que han sido asociados con la supresión de tumores.

Este descubrimiento revela que “los factores ambientales necesitan poco tiempo para causar la reprogramación de los genes, lo que se relaciona potencialmente con los resultados de las enfermedades”, afirmó el investigador Dr. Andrea Baccarelli, profesor  asistente de biotecnología aplicada de la Universidad de Milán.

“Debido a que muchos de los efectos de la materia particulada de los talleres de fundición son similares a los encontrados después de la exposición a la contaminación atmosférica ambiental, nuestros resultados plantean una nueva hipótesis sobre cómo los contaminantes del aire modifican la salud humana“, dijo Baccarelli.

El profesor continuó explicando que los cambios en los genes de los trabajadores del taller de fundición quizá se debieron a la metilación del ADN, un proceso de transformación química que está relacionado con la reprogramación de los genes y que se encuentra en las muestras de sangre y tejidos de los pacientes de cáncer de pulmón.

Los cambios en la metilación del ADN que observaron son reversibles, y algunos de ellos ya se utilizan como objetivos para medicamentos del cáncer”, añadió el investigador. Además, planteó la posibilidad de diseñar intervenciones tempranas que puedan programar al gen par que vuelva a la normalidad y mitigue los mayores riesgos de salud de los contaminantes del aire.

Para finalizar, Baccarelli insistió en la necesidad de evaluar comó los cambios en la reprogramación de los genes observados se relacionan con el riesgo de cáncer.

Organismos modificados genéticamente (OMG) versus selección natural.

En España, al igual que en el resto de Europa se intenta limitar el uso de organismos modificados genéticamente (OMG), normalmente cultivos alimentarios. A pesar de que existen diferentes anti-OMG, hay de muchos tipos. Estos organismos que han sido modificados pueden contener genes ajenos procedentes de bacterias o virus,  de otras especies vegetales o de otras variedades.  La manera de introducir esos  nuevos genes en el organismo original también varía.

naranja

La polémica sobre si estas modificaciones genéticas traen o no riesgos para la salud, medio ambiente y productividad no tiene  fin.  Mientras partidarios y detractores de esta actividad se pelean por  ganar la absurda disputa en la que priman intereses económicos, se desaprovecha la alternativa más antigua en la historia de la agricultura como es la selección natural, ya sea selección de variedades naturales o de hibridaciones naturales.

El hecho de que actualmente dispongamos de avanzadas tecnologías que nos permiten modificar los genes de las plantas,  no significa que echemos por tierra toda la metodología natural, origen del mundo en que vivimos. No podemos referirnos a la tecnología con términos como avance o progreso si, por el contrario, para lo que la utilizamos es para retroceder y destruir lo que ya había.

Graves consecuencias del cambio climático en Andalucía.

cambio_climatico4

La asociación ecogista Greenpeace ha alertado sobre el peligro de “africanización” que sufre Andalucía como consecuencia del cambio climático. El impacto medioambiental en esta zona es ya una realidad, sobre todo en Doñana, y en dos de los motores económicos fundamentales de la región, la agricultura y el sector turístico.

Greenpeace asegura que Andalucía es la comunidad autónoma “más afectada por la aridización”. La organización ha publicado  el informe “La crisis del clima. Evidencias del cambio climático en España”, elaborado con la colaboración de Jesús Martínez Sevilla, investigador de la Universidad de Sevilla. Los resultados de dicho informe  son desalentadores. Algunas de las evidencias del cambio climático son el aumento de la temperatura media, la subida del nivel del mar, los impactos en el Parque Nacional de Doñana y en la flora.

Entre 1971 y 2000, Sevilla registró un incremento medio anual de 1,95 ºC; Granada de 1,53ºC; y Málaga de 1,34ºC. Los puntos más afectados por la subida del nivel de mar son las marismas de Doñana, las lagunas de Cabo de Gata y el Golfo de Cádiz. Por otro lado, en Doñana, se está produciendo una progresiva aridización a causa del descenso de las lluvias, acidificación del medio marino, etc. Todo esto provoca, a su vez, graves alteraciones en el ritmo habitual de floración.

Greenpeace ha confirmado que Andalucía es la comunidad autónoma más afectada por la aridización, lo que está provocando “un descenso en la producción agrícola de secano, el aumento de la vulnerabilidad de los frutales por el adelanto de la floración y la mayor incidencia de plagas agrícolas”.

Además de estas consecuencias “hay que destacar la clara tendencia a la disminución del turismo derivada del aumento de la temperatura y de la proliferación de fenóminos metereológicos extremos, como las olas de calor”, añade.

Por si no fuera suficiente, Greenpeace también ha advertido del riesgo de proliferación de enfermedades tropicales, como el dengue o la malaria, sobre todo en las zonas húmedas de Doñana, donde ya se ha detectado el mosquito capaz de transmitir estas enfermedades.

El cambio climático podría ser peor de lo previsto.

00004Los efectos del cambio climático durante este siglo podrían ser mucho peores de lo que se creía hasta ahora si no se ponen en marcha medidas urgentes que frenen su avance, según nuevos cálculos realizados por el Instituto Tecnológico de Masachusets (MIT).

Esta nueva investigación, realizada por el Programa Conjunto de ciencia y Política del Cambio Climático del MIT y cofinanciado por el Departamento de Estado de Energía de los Estados Unidos, plantea 400 escenarios con variaciones mínimas de diferentes parámetros. Los resultados muestran una probabilidad media de calentamiento del planeta de 5,1 grados centígrados para el año 2100. El Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU (IPCC) estima que la temperatura no debe aumentar más de 2 grados de media durante este siglo para que los efectos no sean devastadores.

Según han afirmado los investigadores, el modelo utilizado es el único que incluye un tratamiento conjunto y completo de los posibles cambios en la actividad humana, el nivel de crecimiento económico y el uso de la energía en diferentes países, junto con la actividad climática.

Efectos combinados.

El director y coautor del trabajo, Ronald Prinn, recuerda la importancia de basar las políticas en investigaciones científicas constantemente actualizadas. Según el informe, la variación en el incremento de temperaturas depende de modelos económicos nuevos, que muestran menos posibilidades de disminuir las emisiones y que son diferentes a las circunstancias anteriores. Prinn añadió que todos los cambios que se preveen “apuntan a que puede haber más calentamiento global”.

Hay que tomar medidas urgentes.

Prin también ha advertido de que “sin acción hay un riesgo mucho más significativo de lo esperado hasta ahora, lo que incrementa la urgencia de llevar a cabo una acción política”.

“Las posibilidades recogidad en este modelo podrían estar realmente subestimando el problema porque no recogen por completo otros efectos, como el incremento de temperaturas por el deshielo de permafrost en la regiones árticas y la consecuente liberación de grandes cantidades de metao, un potente gas de efecto invernadero”, comenta.

Los desalentadores resultados de esta investigación ponen de manifiesto la importancia y urgencia de adoptar nuevas políticas nacionales e internacionales, sobre todo en relación al desarrollo de un nuevo sistema global de energía.

Se respira cocaína en Madrid y Barcelona.

Según un esudio del Consejo Superior de Investigaciones Científica (CSIC) en el que se ha medido la calidad del aire de dos estaciones de control y vigilancia de estas ciudades, el aire de Barcelona y de Madrid contiene varias drogas en suspensión, y entre ellas destaca la cocaína.

cocaina-NTnvaEl objetivo de este trabajo publicado en la revista “Analytical Chemistes” era desarrollar un método específico para detectar drogas en el aire y poder disponer de herramientas que permitan evaluar su consumo.

El estudio, elaborado entre los departamentos de Química ambiental y de Geociencias del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Análisis del Agua (IDAEA), ha detectado en el aire de ambas ciudades hasta 17 compuestos de cinco tipos de drogas: cocaína, anfetaminas, opiáceos, cannabinoides y ácido lisérgico.

Los investigadores han señalado que los resultados no son representativos del aire de estas ciudades, ya que las muestras eran sólo de una zona muy concreta. Los resultados muestran niveles detectables de cocaína y de su metabolito en concentraciones de 29 a 850 picogramos por metro cúbico de aire.

Según han expuesto los investigadores, estos niveles se pueden considerar elevados si los comparamos con zonas de Europa en las que se han hecho estudios de este tipo.  También se han detectado niveles detectables de heroína en Madrid, pero no en Barcelona.

Otro dato que refleja este peculiar estudio es que en las muestras recogidas los fines de semana se han encontrado mayores concentraciones de drogas en suspensión.

Para la tranquilidad de todos, los autores han asegurado que estos niveles no implican ningún riesgo para la salud y que “ni viviendo mil años se llegaría a consumir el equivalente a una dosis de cocaíana por respirar este aire”.