Archive for 28 enero 2009

Encuentran mercurio en alimentos de consumo humano.

mercurioVarios investigadores de Estados Unidos han hallado mercurio en fármacos, alimentos y otros productos de consumo humano. Esta sustancia altamente tóxica provocará daños en la salud de millones de personas. Entre los productos más afectados se encuentran los jarabes, en los que en muchas ocasiones sustituye al azúcar. Uno de ellos es el jarabe hecho con maíz de alta  fructosa que se utiliza como azucarador y pigmentador de los alimentos.

El hecho ha sido descubierto gracias a la investigación realizada por científicos de la revista Americana Salud Ambiental y por el Instituto de Agricultura de Estados Unidos. Uno de los investigadores que ha evitado que el uso de mercurio en la alimentación humana llegara a tener graves consecuencias sobre la salud de las personas es el Dr. David Wallinga.

Los científicos que participaron en la investigación se reunieron con objetos de detener la fabricación de productos contaminados con mercurio. A su vez, determinaron cuáles eran las áreas más afectadas: fabricación de panes, industrias de materias primas como la leche, fruta, etc.

Numerosas instituciones y organización de los Estados Unidos se han unido para erradicar esta práctica tan nociva para la salud de las personas.

Anuncios

Las TV de plasma podrían tener los días contados

Este tipo de pantallas planas se convirtieron en las más populares cuando los televisores CRT, conocidos popularmente como de tubo, comenzaron a pasar a mejor vida. Hace pocos años tener uno en el hogar era sinónimo de opulencia y lujo. Ahora, en tiempos de crisis y compromiso ecológico, es sinónimo de derroche.El 4×4 del salón es como lo llaman sus detractores, por su alto consumo energético.

Más tarde la evolución de la producción de los LCD comenzó a ganarle terreno al plasma, que pronto podría recibir la puntilla debido a una futura prohibición de la UE, aunque sobrevivirán los diseñados específicamente para respetar el medio ambiente. Todo parece indicar que el futuro de las televisiones planas está en la tecnología OLED.

Según informa el Daily Mail en su edición on-line, la Unión Europea fijará la próxima primavera unos nuevos estándares máximos de consumo energético en dispositivos tecnológicos y los televisores de plasma los superarán, lo que provocará inevitablemente su desaparición. La medida forma parte de la estrategia de Bruselas de evitar el calentamiento global reduciendo el consumo energético en los hogares. Dentro de esta estrategia se incluye prohibir la fabricación de aparatos que malgastan energía e introduciendo alternativas de bajo consumo. Pese a todo, un representante del ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Agricultura de Reino Unido declaró al rotativo británico que en los últimos años casi todas las compañías han desarrollado algunos modelos que no dañan el medio ambiente (Ecofriendly) y no sobrepasarán los máximos.

Informe de WWF sobre nuestro Planeta

Se titula Informe Planeta Vivo y fue presentado hace unos días por la institución que lo promueve, son casi 50 páginas con gran cantidad de gráficos y tablas. Concluye que consumimos recursos más deprisa de lo que la Biosfera puede abastecernos y asimilar los deshechos.  Los grandes titulares se han centrado en que necesitamos 2 planetas para sostener nuestro ritmo de consumo.

Antes de nada, se reconoce un gran trabajo tras éste y gusta especialmente que el documento aporte alternativas de desarrollo para frenar la desmedida necesidad de consumo de recursos.

A pesar de esto y tratarse de un riguroso estudio, se les han escapado algunos detalles, tal vez con origen en una redacción alternativa del informe. Al final se centra en una de las 3 áreas de abastecimiento humano: el cambio del modelo de consumo y producción de energía, que se lleva de forma directa casi la mitad de nuestro impacto sobre el entorno. Y la otra mitad la obtención de alimentos y el uso del agua.

El prólogo del informe empieza con una frase que juzga los motivos de la crisis económica actual en términos financieros: “La reciente depresión en la economía mundial es una severa llamada de atención sobre las consecuencias de gastar más de lo que tenemos”. La idea que siembra es la del mayor gasto del que se puede asumir para llevarlo al terreno de los recursos naturales. Esa costumbre de forzar las definiciones y los argumentos para justificar las cosas es muy típica de las organizaciones ecologistas y las pierde.

Por otro lado reconoce que el problema del precio de los alimentos se ha debido “en gran parte a la creciente demanda de biocombustibles y de alimentos para consumo humano y animal y, en algunos lugares, a la menguante disponibilidad de agua”. Parece que no se han agarrado a las teorías e informes que echaban la culpa del 70% de la subida de precios de los alimentos a los biocombustibles.

El informe parte en  1970 del equilibrio entre nuestro uso de la Tierra y su capacidad de regeneración. Las conclusiones se basan en el estudio de la biodiversidad en más de 5000 poblaciones de casi 1700 especies animales.

Lo único tranquilizador es que en las regiones templadas mantenemos un buen equilibrio entre la Naturaleza y nosotros, la parte más negativa es que los ecosistemas más afectados son los tropicales con un índice de planeta vivo de -51%. El Índice Planeta Vivo Global se queda en un -28% hasta el año 2005.

Establece como las amezanas directas sobre la biodiversidad las siguientes:

  • pérdida, fragmentación o cambio de habitat
  • sobreexplotación de especies
  • contaminación
  • diseminación de especies y genes invasores
  • cambio climático

Dedica un capítulo importante al tema del agua. Al ritmo de consumo nos quedamos sin ella, como todo lo que utilizamos de forma derrochadora y sin planificación. Pero eso no quiere decir que no haya para todos, sino que hay que gestionarla de otra forma. Lo de siempre.

Y en la parte de modelos alternativos de desarrollo para evitar esta descompensación de uso de nuestro planeta, plantean por ejemplo:

  • diseño de ciudades donde se reduzca la necesidad de transporte
  • el uso de la telefonía móvil frente a la telefonía fija
  • rehabilitación de tierras degradadas
  • reducción de la necesidad de transporte de los alimentos desde los lugares de producción hasta los de consumo.

En el área de las energías el informe sugiere:

  • mejorar la eficiencia energética en los edificios, industria y transporte
  • aumento de las energías renovables
  • expansión de la captura y el almacenamiento del carbono

Plantea el sector privado con un enfoque para “el éxito económico, social y ambiental”, que precisamente es algo que se está debatiendo en uno de los hilos de los foros de Biocarburante.com

En definitiva es un buen informe y más realista que los de Greenpeace.

Mengua la Gran Barrera de Coral

Así lo afirma el estudio científico del Instituto de Ciencia Marina de Australia publicado en ‘Science’. Para los investigadores, este hecho podría suponer un gran problema para los numerosos ecosistemas marinos que dependen de los corales.

El equipo de Glenn Death estudió 328 colonias de corales masivos porites (massive Porites) de 69 arrecifes diferentes. Según la investigación, la combinación del calentamiento global, el descenso del pH —causado por el aumento de CO2— y la disminución del contenido de carbonato en el agua marina es la causa de esta situación.

Los registros esqueléticos coralinos analizados indican que la cantidad de carbonato de calcio ha disminuido en el 13,3% en todo el arrecife desde 1990, y que tal disminución no tiene precedentes en los últimos 400 años.

1230553942_509122_fotonoticia_normal_0

Debido a que los corales necesitan una alta tasa de calcificación para poder construir una estructura que sirva de hogar y alimento para otras muchas especies, los científicos advierten que los cambios en la diversidad biológica de los océanos mundiales parecen inminentes.

La Gran Barrera de Coral australiana es el mayor arrecife de coral del mundo. Situado en el Mar del Coral, frente a la costa de Queensland, al noreste de Australia, este arrecife se extiende sobre unos 2.600 kilómetros de longitud.