Archive for 18 julio 2008

El feedback ecológico

Vía Usolab he conocido el concepto de “diseño sostenible”, intervenciones directas en la vida del usuario para concienciarlo de las consecuencias ecológicas de sus acciones.

Y me ha parecido estupendo este ejemplo:

Ejemplo de eco-feedback de WWF

Ejemplo de eco-feedback de WWF

Con estas acciones de “feedback ecológico” o “eco-feedback” no se restringe nada, sólo se pretende informar al usuario, y si es posible hacerle pensar y concienciarlo.

Ya es también muy común también la coletilla en los emails para cuestionar si es realmente necesario imprimirlos, especialmente en los de empresa. Todas estas pequeñas acciones en el día a día de las personas hacen más fácil que se consiga modificar sus hábitos para el cuidado y respeto del medio ambiente.

Anuncios

SE HALLA EN COFRENTES TIERRA CONTAMINADA POR RADIACTIVIDAD FUERA DE LA ZONA RADIOLOGICA

Otro nuevo suceso notificable en una central nuclear después de los ya acontecidos en estos últimos 10 años nos demuestran la inestabilidad y decadencia de los parques nucleares de nuestro pais.

Esta vez ha sido en el parque nuclear de Cofrentes (Valencia) donde se ha hallado en el exterior de su zona radiologica tierra contaminada por radiactividad, así lo comunicó en su página web el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Esto nos da a conocer el estado de nuestros parques nucleares, cada vez más envejecidos y menos fiables.

¿Debería el Gobierno actuar ante estos acontecimientos sucedidos y proponer otro tipo de energia alternativa más barata y segura  como por ejemplo las energias renovables? Muchos somos los que pensamos que si, pero es el Gobierno el que tiene la última palabra.

Los datos facilitados por la CSN nos indica que el volumen de tierra contaminada es de 300 litros, y que ya se ha procedido a la limpieza de la zona.

Organizaciones como Greenpeace en España han exigido al CSN que dé a conocer los motivos del fallo, el destino de esta tierra radioactiva recogida, que aclare si se han producido vertidos líquidos o sólidos, o emisiones gaseosas de radioactividad por este incidente al medio ambiente, asicomo la composición y la cantidad de material radiactivo hallado y potencialmente liberado al exterior, cuándo se produjo el suceso y cómo se descubrió.

Esta preocupación por saber todo estos motivos es claramente normal ya que podría afectar incluso a la población.

Cofrentes, propiedad de Iberdrola, es la central atómica con más fallos después de las instalaciones catalanas, y este último suceso tan sólo es uno más de una larga y creciente lista de accidentes que afectan seriamente a la seguridad de estas instalaciones: el escape radiactivo de Ascó, la rotura de barras de control de Trillo y la pérdida de piezas metálicas dentro de la vasija de este reactor, la prealerta de emergencia de Cofrentes a principios de abril por la rotura de una válvula, y la fuga de agua radiactiva en Almaraz a mitad de mayo, entre otros.

La media de edad de todas las centrales españolas es de casi 25 años (su vida útil técnica) y todas presentan, en mayor o menor medida, problemas de envejecimiento. En especial, la central de Santa Mª de Garoña, la más antigua en funcionamiento (inaugurada en 1971), que sufre graves problemas de agrietamiento por corrosión en diversos componentes de la vasija del reactor, fundamentales para la seguridad.

Después de las declaraciones en Dinamarca del presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en las que apostó por un futuro energético libre de nucleares, el Gobierno, debe cumplir su compromiso de cerrar las centrales nucleares de forma progresiva y sustituir su aportación energética por “energías limpias, seguras y menos costosas”, como reza su programa electoral a las Elecciones Generales 2008.

Por todo esto,  pensar un futuro con parques nucleares entre nosotros significa un futuro obsoleto y peligroso. Las renovables han de ser las verdaderas protagonistas del futuro que se nos avecina.

LOS VERANEANTES EN PLAYAS ESPAÑOLAS SE CONCIENCIARAN DEL CAMBIO CLIMATICO A PIE DE PLAYA.

Una campaña  de ecologistas en acción recorrerá todo el litoral español además de Canarias y Baleares bajo el lema “¡No queremos naufragar!”, esta iniciativa de Ecologistas en Acción sevirá para concienciarnos sobre como afecta el cambio climático en nuestras costas, y lo harán por medio de actividades que van desde juegos didácticos a visitas guiadas en velero que tratarán, principalmente, de enseñar a la prensa local los daños que ya está causando el calentamiento global en la costa.
El objetivo que tienen con esta campaña es la de llevar el cambio climático donde esta la gente en verano, para informarles sobre sus efectos y sus posibles soluciones.

La campaña, que cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, alertará de los impactos que puede tener el cambio climático sobre las áreas costeras. La pérdida de humedales, graves daños en el turismo, la subida del nivel del mar y el retroceso de las playas son algunos de ellos.

Entre los datos más alarmantes que la ONG trasladará a los bañistas está el de que para final de siglo el 70% de las playas guipuzcoanas se perderán y que se espera un incremento vertical del nivel del mar de hasta 50 centímetros, lo que puede traducirse en una pérdida de hasta 50 metros de litoral para esa fecha.

Esta campaña arrancará en Sanlúcar de Barrameda a principios de julio y, tras pasar por Almería, la Manga del Mar Menor, Alicante, Valencia, Tarragona, Palma de Mallorca, San Sebastián, Santander, Gijón y Vigo, terminará en septiembre en Santa Cruz de Tenerife y las Palmas de Gran Canaria.